Las redes sociales y el cambio político

Gloria Álvarez Desanti, DPhil

Gloria AlvarezLas redes sociales se han convertido en la herramienta tecnológica de comunicación que más crece día a día a nivel mundial; ha contribuido a la democratización de la información, brindando espacios para la opinión política de los ciber-activistas sin implicar esto necesariamente la participación política, sino que puede solamente expresar el descontento, tener un debate sobre la gestión gubernamental, o el comportamiento de la clase política. La penetración de la Internet aún es baja en los países subdesarrollados, pero lo que debemos de destacar es que los ciudadanos sienten que con sus intervenciones en el ciber-espacio pueden influir en la toma de decisiones, y esto lo deben entender los políticos.

No podemos negar el crecimiento de las redes sociales en nuestro país. Ochocientas once mil personas utilizan redes sin embargo, podemos pecar cuando queremos extrapolar los éxitos alcanzados en otras latitudes especialmente en EEUU al caso de Costa Rica. Por varias razones nuestra realidad sociopolítica es muy distinta, el acceso a Internet, a pesar de su rápido crecimiento, no se compara al del vecino del norte. Pero aún más ni siquiera en EEUU se ha podido cuantificar si el gane o la pérdida de una elección presidencial se deba a la nueva herramienta tecnológica. A modo de contraejemplo se puede citar que el gasto de propaganda política a nivel mundial cada día crece más en los medios convencionales, especialmente la televisión.

Considero que el papel de las redes sociales en Medio Oriente se ha sobredimensionado. Si bien es cierto que las redes jugaron un papel esencial como herramienta tecnológica que ayudaron a propagar el mensaje e informar sobre la situación política que se desarrollaba en su momento, por sí solas las redes no hacen una revolución. Esta solo se puede dar si porque las condiciones económicas y políticas existentes lo permiten. Las redes no son capaces de contribuir al cambio social si las condiciones económicas y sociales no están presentes. El papel político que desempeñó la hermandad musulmana a través de los años trabajando con los menos favorecidos económicamente y con los grupos medios, no se puede desconocer en Egipto como uno de los elementos que permitieron los acontecimientos recientes. Si no existen grupos organizados o partidos políticos, lo que se puede generar es un caos por falta de organización política.

En las pasadas elecciones de municipales en nuestro país, en diciembre de 2010, las redes fueron usadas para el proselitismo partidario. Pero el trabajo de las dirigencias locales en el área metropolitana fue factor determinante y ni qué decir en las áreas rurales donde la Internet tiene una influencia muy limitada.

Para concluir, una reflexión. Las redes sociales no deben ser un medio para evadir la responsabilidad política, como ocurre muchas veces. La denuncia debe ser parte de un compromiso con la acción y las causas que la motivan.

About the author: Redaccion Manejo de Redes Sociales

Master en Administracion de Negocios con enfasis en Mercadeo, Blogger , Social Media Manager, Community Manager, Experto en Redes Sociales y Web 2.0

Dejanos un comentario